Blogia
FUERZAECO

¿QUIEN ES EL CULPABLE?

En Costa Rica, y estoy seguro que en la mayoría de los países, la conciencia de respeto hacia la fauna silvestre es cada vez mas pobre. Como reseña: esta semana un niño fue atacado por un cocodrilo, como consecuencia, la muerte del niño. Lo primero que salta a la vista de la población es la noticia en primera plana con foto a color de un cocodrilo con un supuesto niño en su estomago, cuando en la realidad el cuerpo del niño aparece al día siguiente. El monstruo se come a la gente, ya es el rumor en el pueblo, ya se busca al animal para matarlo, como “asesino” que es.

Los ríos en Costa Rica son una fuente rica en biodiversidad, además de la refrescante agua de las montañas es un paraíso de vegetación, donde se alberga gran cantidad de fauna silvestre, sin embargo, ahora los ríos son fuente de contaminación, algunos dejaron de ser ríos para convertirse en cloacas a cielo abierto, donde toda clase de químicos son vertidos a estos. Las consecuencias saltan a la vista: perdida del paisaje natural, muerte de las especies que tienen su hábitat en los ríos, contaminación de mantos acuíferos, malos olores y contaminación de los mares.

A pesar de estas acciones, algunos ríos sobreviven al irrespeto del ser humano, por lo que la costumbre de irse a bañar a los ríos aún esta vigente, no hay nada más rico que darse un chapuzón en un rió, pero un rió que se sabe que en él viven cocodrilos o la corriente es muy fuerte o existen peligros a los cuales los humanos estarían expuestos, debe ser considerado de cuidado, principalmente por las personas que allí habitan, los padres de familia deben educar a los hijos con respeto hacia la naturaleza y lo que ELLA representa.

Los animales actúan por un instinto que la naturaleza les doto, como parte de un eslabón de equilibrio, cada especie tiene un función muy importante en su ecosistema, los depredadores son verdaderos pilares en este equilibrio, cuando ven sus presas el instinto los impulsa a atacar, para satisfacer la necesidades biológicas y también como controladores de las demás poblaciones. Para los cocodrilos el ser humano no es mas que otra presa, máxime cuando se encuentra en estado de atacar para comer, por lo tanto, debemos tener respeto hacia ellos.

Es cierto, se ha perdido una vida, pero también debemos reflexionar que pudimos evitarlo, si tomamos conciencia, si vemos nuestro hábitat como un solo conjunto, el culpable no es el cocodrilo, es la irresponsabilidad de nuestros actos, hasta que entendamos esto podemos dar el gran salto, y salir de la ignorancia en la que nos tienen sumergidos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres